limpiar metales

Limpia tus tesoros antiguos: guía completa para pulir monedas y joyas

Encontrar monedas y joyas antiguas enterradas es emocionante, pero a menudo están cubiertas de suciedad y óxido. ¿Cómo podemos devolver su brillo original? Has llegado al sitio correcto. Te dejamos nuestra guía completa de métodos caseros para que tus hallazgos brillen como nuevos, desde antiguos remedios de la abuela hasta la alta tecnología.

Métodos de limpieza caseros para monedas y joyas antiguas

Antes de comenzar, una pequeña advertencia: ¡No estropees las piezas valiosas! Si sospechas que una moneda puede valer más que su peso en metal, llévala con un experto antes de frotarla. Una limpieza descuidada puede reducir el valor a la mitad. Pero no te preocupes, la mayoría de tus hallazgos se beneficiarán de una buena pulida.

El truco mágico del bicarbonato

Este método casero ha sido probado durante generaciones. Solo necesitas bicarbonato de sodio, un cepillo de dientes viejo, agua y unos minutos. Remoja la moneda y frótala suavemente con una pasta de bicarbonato. Este polvo mítico eliminará la suciedad incrustada y la pátina sin dañar la superficie. ¡Es magia!

Funciona bien en plata tarnisheda y piezas de cobre oxidadas. Y puedes amplificar el poder limpiador agregando zumo de limón, vinagre o sal. Ten cuidado con las monedas doradas, ya que esto puede decolorar partes del metal.

Paños y cremas para joyería

Existen paños impregnados en productos químicos suaves que limpian joyas preciosas con solo frotar. Los paños de joyería Blitz tienen un lado para la suciedad y otro para pulir, por solo 3 o 4 euros. Y el mágico paño de pulido de tela Nevr-Dull elimina el óxido de casi cualquier superficie por menos de 6 euros.

NEVR DULL 148 G
  • Specialists in cleaning and maintenance of your boat.

También puedes usar cremas para metales como la pasta para metales Blue Magic. Aplica una pequeña cantidad y frota suavemente con un paño. ¡Es como un dentífrico para tus tesoros! Funciona en todo, desde monedas de plata empañadas hasta anillos de oro rayados.

Limpieza con amoníaco

Sumerge tus piezas de plata y oro en un baño burbujeante de amoníaco para aflojar la suciedad incrustada. El amoníaco es un agente limpiador suave que se ha utilizado durante generaciones. Coloca tus hallazgos en un frasco de vidrio con tapa hermética, cúbrelos con amoníaco y déjalos remojar. Después de unas horas o días, enjuaga con agua y seca completamente antes de guardar para evitar nuevos daños. ¡Tus piezas brillarán como nuevas!

Ten cuidado con las piedras preciosas y los esmaltes, el amoníaco puede dañar algunas superficies delicadas. Y asegúrate de usar el producto en un área bien ventilada.

El truco de los plateros

La plata es especialmente propensa a ensuciarse y oxidarse con el tiempo. Pero unos sencillos trucos caseros pueden devolverle esa brillantez lunar. O, por lo menos, este es el truco que recomiendan mucho de los profesionales de este metal precioso. Solo sirve con la plata. Dicho queda.

Sumerge tus hallazgos de plata en un baño con una parte de bicarbonato de sodio y una parte de agua hirviendo. O frótalas con pasta de dientes; ese suave abrasivo eliminará las manchas negras.

Para piezas muy sucias, la inmersión en vinagre blanco o ketchup durante 1-2 horas aflojará la mugre. Y no subestimes el poder de una buena agitada con sal y agua caliente en una botella de plástico.

Con estos métodos serás un experto platero en poco tiempo. ¡Tus cucharas, joyas y monedas de la era victoriana volverán a brillar como nuevas!

Métodos avanzados para limpiar tesoros descubiertos con detector de metales

Vayamos ahora con unas cuantas técnicas más profesionales para dar brillo a nuestros tesoros.

Pulido de alta tecnología

Para limpiezas a gran escala, nada supera la emoción de un pulidor de joyería motorizado. Estas máquinas utilizan cepillos giratorios y compuestos abrasivos para eliminar capas de óxido y suciedad.

Empieza con una rueda más gruesa para levantar la costra exterior. Luego cambia a ruedas de fieltro ultrafinas con pasta de pulir para lograr un brillo de espejo. Sé paciente y pulsa suavemente contra la rueda para evitar rayones profundos. Con la técnica correcta, puedes remover siglos de pátina y devolver un brillo casi nuevo.

¡Tus monedas y joyas antiguas brillarán como el día en que se crearon! La cantidad correcta de pulido puede revelar detalles sorprendentes incrustados debajo de capas de suciedad. ¡Pero no quites demasiado! Una pulida agresiva reducirá el valor de las piezas más finas. Con estos consejos, puedes encontrar el equilibrio perfecto entre limpiar tus tesoros y conservar su carácter único. ¡Ahora ve y desentierra algunos botines para pulir!

Electrólisis: ciencia limpiadora

La electrólisis utiliza electricidad para eliminar corrosión y suciedad. Solo necesitas algunos componentes baratos como una fuente de alimentación, alambre, una solución salina y un contenedor para convertirte en un limpiador científico.

Sumerge tus piezas en la solución salina y conecta la electricidad. Los iones se moverán a través del líquido, alejando la suciedad de tus tesoros y atrayéndola hacia los lados del tanque. Es como tener un equipo diminuto de limpieza trabajando para ti las 24 horas!

Después de algunas horas o días, apaga la máquina y ¡admite los brillantes resultados! Tus monedas, joyas y reliquias estarán impecables gracias al poder de la ciencia.

Subir

Esta web utiliza cookies. Más info